El Hype por los juegos “indie” debe parar


Tiene un tiempo que dedique un artículo para hablar de un fenómeno que se estaba dando y que hoy es un hecho, el desarrollo de videojuegos de desarrolladores independientes era algo que se desataría en esta industria. Aunque debo admitir que cuando hable del tema nunca tome en cuenta el elemento del ego que traerían algunos creadores, sin mencionar que es fomentado por sus fans.

Estos últimos dos años la industria de loa juegos independientes ha sido una veta que nos ha dado una gran cantidad de títulos, aprovechado por una bola de niños rata que se la pasa diciendo que la era de las consolas acabó, que el futuro son los celulares y los ordenadores, etc. Que no creo que estén del todo equivocados pero la realidad es que la cosa no es tan sencilla como dicen, y al que habrá dedicarle su propio texto.
Hagamos un poco de memoria, en un principio cuando uno lograba terminar un videojuego; algo que en realidad era un reto y los viejos gamer sabrán darme la razón. Uno podría conocer a las personas que contribuyeron a traernos ese título que nos hizo sufrir, llorar, lograr toda una experiencia que nos hacía la experiencia de jugar videojuegos algo memorable. También si somos honestos apagábamos la consola para volver a la realidad.
Ahora todo dio un giro de 360 grados y los personajes de la industria pasaron de ser programadores a ser rockstars, divas o hipsters. Una ventaja que tenía este entretenimiento con los espectáculos era que estaba libre de chismes y declaraciones absurdas. Hoy somos presas de chismes, rumores, y fanboys o niños rata que se dedican a alimentar esta nueva forma de marketing. La pregunta real sería ¿a dónde vamos a parar?
¿El reto es innovar?
Una de las cosas que más me intriga, y que los que más presumen los juegos Indie, es que abusan del recurso de que sus juegos son innovadores. Y es un punto que se debe analizar para saber hasta que punto esto es una realidad. Para ello pienso tomar algunos ejemplos, que espero esto no cause una lluvia de arena innecesaria.
El primer juego es Braid, un título desarrollado Jonathan Blow. El cual fue un boom, sobre todo por la historia que existe detrás de este título. Y aunque ustedes no lo crean, pese a su éxito el creador cayó en depresión porque la gente realmente no logró entender el mensaje que el quería dar con este juego. Desde ahí yo ya veo un problema.
Desde mi punto de vista, este juego es la fusión de una serie de elementos probados y exitosos. Todos se unieron para dar como resultado un juego exitoso. Uso el elemento de plataformas de Mario, junto a la capacidad de manejo del tiempo de Prince of Persia. Todo ellos sumado a los Puzzles que siempre han sido un nicho en la comunidad de juegos, no lo malentiendan el juego es bueno y te entretiene bastante pero yo no veo la novedad. Es igual a venderte una Barbie con sombrero y decir que es nuevo.
También tenemos que admitirlo las nuevas propuestas que ofrecer estas nuevas estrellas no es más que una vuelta al pasado, juegos de 8 bits y historia que no tienen mucho potencial porque ya sabes como van a terminar. Si esa es la propuesta para los videojuegos no veo como pueden criticar que los nuevos lanzamientos son basura cuando ellos quieren que compremos su basura.
Otro que contribuyó mucho a esto es sin duda Phil Fish, el hombre que creó Fez y cancelo Fez II. Decidió hacerse famosos por la vía de la controversia y adoptar el lado correcto de las cosas pero de una mala manera, acusó a los youtuberos de piratas y que deberían pagarle una parte de sus ganancias, al final decidió retirarse de la industria. Su fracaso se lo achacó a todos menos a él.
Copia de la copia de la copia…

Otro que contribuyó mucho a esto es sin duda Phil Fish, el hombre que creó Fez y cancelo Fez II. Decidió hacerse famosos por la vía de la controversia y adoptar el lado correcto de las cosas pero de una mala manera, acusó a los youtuberos de piratas y que deberían pagarle una parte de sus ganancias, al final decidió retirarse de la industria. Su fracaso se lo achacó a todos menos a él.
Su juego si tenía muchos que ofrecer, una jugabilidad distinta que nos permitía ver que los juegos independientes estaban tomando el camino correcto. Incluso la música era algo genial, yo lo tengo en mi cuenta de Spotify. Por desgracia todo esto parecen ser ideas robadas de su propio equipo a quien curiosamente despidió y tomo crédito por todo. Esto se puede notar, si miraron el documental Indie Game. En cierto momento Fish estaba preocupado porque uno de sus ex-compañeros tirarle su proyecto.
Una lastima que tan buen juego tuviera como autor a una personalidad tan terrible, y lo peor son los fanáticos, no fans, que toman al desarrollador como un líder. De nuevo me parece preocupante, porque este caso también nos lleva a una serie de corruptelas a la que la industria de los videojuegos esta siendo presa, y si ustedes revisan el caso en la red pueden encontrar más información. ¿Qué tipo de comunidad de gaming le espera a las generaciones que vienen?
Otro de los elementos que parece no terminar es la poca originalidad, y como bien nos los enseño Blow con su título Braid es tomar elementos que tengan exitos y lanzarlos como algo novedoso pero llegan al extremo de no tener vergüenza. Hacen los cambios mínimos sólo para obtener descargas para lograr una fama barata.
Desde Five Nights at Freddy´s de Scott Cawthon ha tenido varias copias en la red, con unas formas de juego que cada día hacer ver que los desarrolladores independientes, a los que yo tenía puesta toda mi esperanza, se denota en la conformidad de copiar y pegar. Una de las cosas más bajas que existen desde la educación básica.
Y en los juegos de celular ni se diga, cuentas copias de Flappy Bird se dieron en su momento o de Angry Birds. Tanto producto refrito hay que al final no se que otra basura esperan que descarguemos, por lo menos las consolas cuentan con un control de calidad sino que traumas de jugadores no tendríamos ya.
Recuerden que Ouya casi nos hace la más grande estafa, con su base de liberar a la industria de los videojuegos y hacernos creer en la gran oportunidad que eran los juegos independientes sin necesidad de alguien vigile que juegos ofrecen, es decir sin la existencia de un control de calidad. Quien recuerdo aquello fue un fracaso que todos queremos ignorar.
El reto que tenemos ante nosotros es diferenciar entre un producto de calidad o más basura que satura el mercado, y cuantos jóvenes son los que más caen en esto, sin mencionar que se la pasan justificando que cayeran en la trampa. Y de eso existen muchos ejemplos a los que prefiero no indagar.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Videojuegos el nuevo aliado de la educación