Popular Post

sábado, 14 de diciembre de 2019




Los juegos de pelea en los últimos años han luchado con la dura realidad de que su público va disminuyendo con el paso del tiempo, con el reto de expandirse a otros públicos han ido agregando a elementos que en ocasiones terminan arruinando su esencia o un nuevo aire.

Eso nos trae al juego que revisamos en esta ocasión, una nueva entrega de uno de los juegos que es parte pilar del género de juegos de pelea; Soulcalibour. Juego originalmente de Arcade que más tarde llego a consolas por parte de Sega y luego al resto viene a recuperar su lugar en este nicho dentro de la industria.

Así que acompáñenme en esta revisión en donde veremos si este juego vale la pena, en donde existen un gran número de juegos de este estilo es tiempo de elegir donde tomar la espada sobre los demás. Vamos a descubrirlo.

Modo de Juego



El título ofrece una amplia forma de ser disfrutado, no importa nuestra forma de jugar, desde el modo clásico arcade, competitivo o como alguien más que disfruta de una aventura en solitario por sorprendente que parezca el juego ofrece algo para todos. Y permítanme explicarlo.

El juego tiene un modo clásico en el cual como es conocido podremos entrar para superar lo que el juego nos propone como una trama principal, además de ello de la de todos los personajes que participan en esta entrega lo cual nos permite exprimir el juego y conocer los diferentes modos de combate.

A pesar de lo novedoso que pueda sonar esto, eso no es lo más novedoso sino la inclusión de un modo historia que nos permite la creación de un personaje con todos los elementos de personalización que esto conlleva desde como se verá, si es hombre o mujer o siquiera humano e incluso su modo de combate.

Esto nos llevara a una serie de misiones, todas resueltas en combate, añadiendo elementos RPG como el conseguir armas adecuadas al nivel; ser mejoradas cuando se requiera e incluso subirlo cuando en algún punto de la historia no tengamos la suficiente fuerza para superar a un enemigo.

Sin duda este modo es el que más tiempo me mantuvo atrapado y puedo decir que es muy recomendable ya que te mantendrá haciendo uso de estrategias, que misiones priorizar junto a como mejorar tu arma mientras decides ir por el camino del bien y del mal.

Muchas veces creo que juegos agregan demasiados elementos a un título haciendo que pierda su alma e identidad, pero creo que aquí no fue el caso y que puedes disfrutar de muchas formas un título para mi es un 2 de nota muy merecido.

Multijugador



Aquí la cosa se complica más, sin duda el aspecto del competitivo y esos elementos que son para lo que nació el modo multijugador o eso se cree están presentes, pero antes de llegar a ello quisiera darme un tiempo de hablar de unos modos que el juego ofreció y me parecieron interesantes para mencionar.

Uno de ellos es el modo casual, que te permite disfrutar del juego en línea, pero sin la presión de partidas clasificatorias y la realidad es que existen allá fuera jugadores que quieren disfrutar de un juego sin el peso de la competencia. Admitamos que en ocasiones las partidas en línea están llenas de toxicidad.

Por ello ver una opción libre me pareció interesante y jugarlas fue bastante agradable, sin duda es una comunidad muy diferente a la del competitivo de la que hablaremos a continuación.

El modo de clasificación es toda la otra cara de la moneda con jugadores con mayor intensidad en las partidas, si eres alguien que quiere destacar dentro del juego tengo que decir que aquí la actitud es otra es machetearle duro al mando, aprenderte combos y saber los estilos de combate dependiendo del arma, si eso te llama la atención tienes un lugar en este modo.

Aclaro que siempre este elemento dependerá de la conexión que tengas en tu partida, ya que de no tenerla sufrirás de los clásicos problemas de lag y tu posición quedará más como resultado de eso cortones den juego a la de tu habilidad. Sin duda pensarlo antes de incursionar.

Ya con todos los elementos de este apartado revisados y explicados creo que puedo decir que el juego merece un 2 de nota, apuesta muy bien a su estilo, agrega opciones de juego y no sólo se conforma con querer ser parte del competitivo en la escena de juegos de peleas.

Personalización



Es en este apartado donde nos vamos a detener un rato, ya que es un elemento que se tiene que revisar bien ya que es uno de los pilares dentro del videojuegos. De cajón es decir que todos los personajes jugables tendrán versiones de diferente color al ser seleccionados aun así dentro del modo historia donde creamos a un personaje.

Si bien elegir como será nuestro personaje hablamos de un editor completo, es cierto que lo más atractivo es que podremos explorar las distintas formas de gameplay o de combate. Podemos cambiar de armas o de luchador al adquirir mercenarios que nos permiten explotar las otras formas de combate.

Desde el clásico escudo y espada hasta la espada circular, nos permitirá conocer y aprender todos los estilos que el juego puedo ofrecer. A la mala aprenderemos las diferentes formas de combatir, combos; y a que tipo de enemigos somos débiles o hacemos más daño según el arma a seleccionar.

Esto nos lleva a una curva de aprendizaje que es nos mantendrá horas a los jugadores más dedicados que a la larga nos permitirá usarlos en el modo competitivo al final tiene una forma de jugar que se va sumando, la verdad siento que todo suma en un producto muy completo algo muy diferente a otros juegos del género.

Al menos para mi no me cabe duda de que el juego tiene mucho que ofrecer en este aspecto y que se integre de tal forma dentro del juego es una grata sorpresa es un 2 seguro.

Niveles



Bueno aquí fue donde el juego perdió un poco la propuesta que venía manteniendo, si bien los gráficos corresponden al escenario que vemos y cada personaje del juego incluía su escenario, pero en ocasiones estos pecan de simplistas, sin mencionar que pocos son los que destacan.

De ahí en fuera el título no ofrece más y si en ocasiones como en la campaña personalizada tiene algunos retos, como que sea resbalosa o no puedas caer por los bordes como nos tenía acostumbrados desde la primera entrega por lo que poca innovación vamos a encontrar en este apartado.

Por desgracia tan vacío está este apartado que no puedo decir algo más, por lo que termino por darle su nota de un 1.5. Una calificación intermedia no es mala, pero sí pudieron agregar más cosas como elementos en movimiento o interacción con el escenario con otros juegos.

Música



Sin duda este es uno de los pocos juegos donde la consistencia se mantiene, en la mayoría del juego y de nuevo la música que acompaña a cada escenario en los momentos de la campaña se mantiene. Es cierto que tampoco es una música que lo hizo uno de los más destables del año, pero sin duda tiene la consistencia necesaria a lo que se nos presenta en pantalla.

Como siempre recuerdo lo subjetivo que puede ser este elemento dentro de los videojuegos, pero creo que es lo suficiente mente firme y consistente para lograr el 1.5 de nota. De nuevo no es lo más destacado de otros juegos de pelea, pero se mantiene.

Nota Final 9/10 Muy bueno


Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © El Club de un Gamer - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -